¡Sucedió!

Denver "técnicamente" tuvo su primera tormenta de nieve de la temporada anoche. Ahora, digo técnicamente porque si vives en esta área de Colorado, sabes que toda la nieve se derrite en el almuerzo.

También sabe que definitivamente hay más nieve en el camino, por lo que mantener las características de su propiedad (como cubiertas, pérgolas y cercas) en buen estado es ahora un problema más urgente.

Pero, ¿cómo cuida adecuadamente estas características, específicamente las cercas, para garantizar su supervivencia durante esta temporada de invierno? Así es cómo:

1. Manchas de la cerca de prueba de agua

Durante las temporadas de primavera y verano, la exposición prolongada al calor y la luz solar tiende a ser el factor más importante que conduce al daño.

Por razones obvias, este no es el caso durante el invierno.

La exposición prolongada a la humedad de la nieve en realidad debilita las fibras de madera de su cerca. Esto no solo afecta la integridad estructural, sino que pone el material en riesgo de moho, hongos y eventualmente pudrirse.

Es por eso que necesitará una mancha a prueba de agua para el mantenimiento óptimo de la cerca.

PRO-TIP: Si bien no recomendamos específicamente ningún producto en particular, si está utilizando madera natural (como Cedro or Secoya) querrás usar algo que sea a base de aceite.

2. Sepa que las temperaturas cambiantes cambian su cerca

Viviendo en Colorado, nuestros inviernos son bastante interesantes. La fuerte caída de nieve que se derrite al mediodía puede considerarse un privilegio.

Al mismo tiempo, estos cambios rápidos de temperatura pueden afectar su cerca. Esto hace que los materiales de su cerca se expandan y se contraigan, causando que los nudos se caigan dejando sus piquetes llenos de agujeros.

Y asegúrese de que en este tipo de días esté revisando su cerca en busca de esos agujeros. Si no se aborda, su cerca se vuelve susceptible a la podredumbre y a los insectos que comen madera.

3. Controles constantes

Partiendo de la sección anterior, otra gran línea de defensa para el mantenimiento de la cerca es revisar regularmente su cerca durante esta temporada, especialmente después de las tormentas.

Busque cualquier daño o imperfección para que pueda solucionarlos antes de que empeoren. Además, la humedad puede filtrarse en el suelo y formar sumideros, deslizamientos de tierra o cambios que podrían afectar los postes de soporte.

Así que siempre verifique el estado de su cerca para solucionar cualquier problema antes de que sea demasiado perjudicial o costoso de solucionar.

4. Limpia rutinariamente tu cerca

También querrás asegurarte de limpiar tu cerca de cualquier hoja u otra materia orgánica que se haya colocado en tus rieles o esté entre tablas.

Estos desechos en realidad inhiben el flujo de aire en la madera y crean una trampa para la humedad. Y como hemos abordado anteriormente, la humedad es MUY perjudicial para su cerca.

5. Limpieza de las zapatas de cemento

Sí, debería eliminarlos de los escombros, la suciedad o cualquier otro asunto. El cemento es capaz de atrapar la humedad, al igual que la madera.

Y con esa humedad atrapada, es muy probable que se produzcan grietas en el cemento. Así afectando la integridad estructural y llevando a posibles reparaciones.

PRO-TIP: Si algún material a lo largo de esta temporada comienza a ver problemas, cámbielos de inmediato. ¡Mejor reparar unas tablas que una sección entera!

Pensamientos Finales

Con todo, el mantenimiento de la cerca puede ser realmente fácil. Una buena parte del mantenimiento involucra a un propietario de vivienda que está dispuesto a dejar de lado esos minutos de 5 para hacer una inspección informal y tomar nota o solucionar cualquier problema que vea.

Sabemos que hay mucha información sobre este tema sobre el mantenimiento adecuado de las cercas, algunas de las cuales es posible que no hayamos abordado. Dicho esto, no dude en llamarnos para hablar con un especialista que pueda responder cualquiera y todas sus preguntas.